INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LIDERAZGO



Los empresarios más exitosos y profesionales de renombre no son aquello que solo mueven inversiones o generan liquidez por etapas, son aquellos que tras el tiempo, mantienen crecimiento sostenido y saben manejar sus emociones para tomar decisiones asertivas.

Los enemigos del equilibrio emocional son la ansiedad, estrés, procastinación (postergación de metas), intolerancia a la frustración, irritabilidad, fobia social (miedo a expresar ideas y a las autoridades), así como el ego, arrogancia y carencia de buen manejo del tiempo. Por tanto, de nada vale ser un profesional con títulos sino se trabaja en la forma de pensar, se crean hábitos y desarrolla una mejor forma de comunicación a través del conocer emociones y romper actitudes nocivas.

Para dirigir hay que tener el temple, voz y sentido persuasivo, así como ser consecuente con lo que se predica y se demuestra para crecer en donde toca desempeñarse laboralmente. Y en tal sentido, ofrecemos capacitación personalizada y en grupos sobre “Inteligencia emocional”.

Realizamos evaluación de personal, así como asesorías en selección de los mismos y terapias en consultorio para cuando los directivos lo requieren, aplicando técnicas de “Coaching Ontológico” que engloban el ser en mente, pensamiento, cuerpo, espíritu, valores y lenguaje.